femingas

femingas, una alternativa (de)construcción feminista-

En Ecuador y en algunos países de la zona andina las ¨mingas¨ son una metodología de acción comunitaria muy utilizada para resolver necesidades relacionadas a la infraestructura.

Entendemos a las Femingas como una herramienta, que tiene por objetivo principal promover la equidad de género entre quienes construimos. Desde Taller General combinamos el requerimiento de lxs clientes (construir) con nuestras inquietudes personales (¿Quiénes construyen?). Desde esta problematización en donde reconocemos que el ámbito de la construcción es mayoritariamente hegemónico, nacen las jornadas de construcción participativa con perspectiva de género, Femingas. La convocatoria está orientada a quienes nos encontramos desplazadas, invisibilizadas o con barreras de acceso en esta actividad concretamente. Crear un espacio cuidado de acción propio nos permite fomentar la autonomía, la libertad y la formación de quienes somos parte. A veces somos tres, otras veces diez, contamos con la participación de comunicadoras, docentes, arquitectas, gestoras, ilustradoras, educadoras, de entre 21 y 56 años. 

Las Femingas son una metodología de acción que nos permite tomar ciertos proyectos de arquitectura como una excusa para encontrarnos, compartir, aprender y acompañarnos. En este espacio promovemos la eliminación del “mansplaining” al que nos vemos sometidas muchas veces en las mingas mixtas. Hemos realizado alrededor de diez encuentros en distintos proyectos y donde asumimos diversas actividades, como por ejemplo cortar una pared con amoladora para luego remover con combo y picos el adobe; lijar, cortar y curar maderas para huellas de una grada; perforar y unir tubos metálicos; cortar y pegar vidrios o policarbonato; pintar paredes y techos, palear escombros; armar muebles de madera; pintar con compresor planchas metálicas; montar un muro divisorio, etc. 

Estas experiencias significan mucho más que la construcción de los objetos arquitectónicos. Mientras trabajamos se respira un aire de magia. Las jornadas están atravesadas por risas, gritos, música, varias voces se mezclan y decantan en largas conversaciones que disparan diversas preguntas, “no tuvimos miedo de decir que no sabemos, (…) buscamos divertirnos aprendiendo cosas” (Participante de las Femingas 2020). También las Femingas producen movimiento por fuera de las mismas, preguntas, comentarios que fomentan la (de)construcción de nociones de sentido culturales que se encuentran arraigadas a estereotipos de género, “cuando caminamos en la calle con los tubos largos hubo muchas miradas como impresionadas o preguntándose qué estábamos haciendo y hubo un hombre que dijo: ¡mira esas mujeres obreras!” (Participante de las Femingas 2020).

Accionar desde la libertad y hacer uso de nuestra autonomía fueron dos características que facilitaron los encuentros para poder alcanzar nuestros objetivos. Durante las jornadas no había una persona que tuviera todas las certezas, que nos dijera qué podíamos o no hacer, o que impartiera todos los conocimientos. Reconocimos y valoramos que cada una de nosotras posee experiencias y aprendizajes propios, y desde la puesta en práctica fuimos resolviendo lo que nos propusimos construir. Desde ahí, las Femingas se convirtieron en una herramienta personal y política para cada una de nosotras. 

Luego de la primera edición de las Femingas en el año 2020 realizamos un Fanzine a modo de síntesis, en donde se plasman fragmentos personales de los testimonios de cada una de las que formamos parte de estas jornadas. Las ilustraciones fueron creadas por Tiphaine, quien hizo sus pasantías en el taller por aquel tiempo. Luego, fue impreso y serigrafiado con la ayuda de la ilustradora “Canela sin miedo” quien también fue parte de las Femingas, la publicación tiene como fin poder compartir las experiencias para contagiar la autonomía, fomentar los espacios libres y emancipadores.